Envío gratis a partir de 60 €

Pruebas sobre el Cannabis y el CBD

Como suele pasar con todos los medicamentos naturales, analizar el cannabis como si se tratara de un fármaco es difícil, porque contiene miles de sustancias químicas; no son como los medicamentos farmacéuticos, que suelen constar de productos químicos únicos con un objetivo concreto en el cerebro o en el cuerpo, y una dosificación que se ajusta expresamente a cada individuo. Las pruebas sobre el cannabis y el CBD y otros medicamentos naturales no se analizan mediante los mismos métodos utilizados con los fármacos de un solo componente químico, que contienen muchísimos compuestos activos y adoptan montones de formas.

A diferencia de una gran parte de los demás compuestos sintéticos o de una sola planta, el CBD funciona por sí mismo en muchos sistemas y mecanismos diferentes, por lo cual explica por qué parece actuar en situaciones diversas, desde afecciones cutáneas hasta la epilepsia.

David Nutt, uno de los expertos mundiales en efectos de los fármacos en el cerebro e investigador, dice:

” El cannabis es probablemente la medicina mas antigua del mundo, prohibida en todos los países durante más de cincuenta años por motivos políticos. Me alegro de su regreso al uso terapéutico; creo que, en el próximo cuarto de siglo, será la principal innovación en los tratamientos nuevos.

Afortunadamente, existen muchísimas pruebas que apuntan al CBD y al cannabis como herramientas de bienestar y como medicamento serio.

Este conjunto de pruebas está creciendo de forma potencial, pese a que durante buena parte de los últimos años ha sido ilegal ni siquiera estudiar la planta.